La huella que Indiana Jones dejó impresa en el destino ‘Costa de Almeria’

Con una completa filmografía que supera el medio millar de películas, nuestra provincia ha pasado a la historia como uno de los platós naturales más demandados por el que han pasado grandes directores y artistas entre los que siempre tendrá un lugar destacado el mítico ‘Indi’

Corría el año 1981 cuando se estrenaba ‘En busca del Arca Perdida’, una película que revolucionó el género de aventuras y que tuvo una gran acogida entre público y la crítica, no en vano recibió numerosos premios, entre ellos los galardones más exigentes de la industria cinematográfica norteamericana, cinco Oscar.

Dirigida por Steven Spielberg, producida por George Lucas y protagonizada por Harrison Ford, el éxito  de la cinta fue tan rotundo que provocó una segunda parte y una tercera, e incluso una serie de televisión. Tres años después del estreno de la primera entrega, llegaría Indiana Jones y el Templo maldito, una secuela que fue rodada en lugares aún más exóticos y lejanos que la primera. China, Macao, India y Sri Lanka son algunos de los escenarios en los que se rodó la película. 

Nuestra tierra tuvo que esperar a la tercera entrega para ser (con permiso del elenco de actores), la gran protagonista de la historia. El rodaje de La última Cruzada comenzó en Almería, en el cinematográfico desierto de Tabernas. Las ya famosas colinas desérticas que en el pasado sirvieron de fondo para westerns y otras superproducciones (por ejemplo, Lawrence de Arabia) fascinaron a Steven Spielberg. Allí se rodaron las peligrosas escenas de la persecución a caballo (en las que además Harrison Ford se empeñó en no utilizar dobles) y la caída del tanque nazi por un acantilado. 

Fascinado por el paisaje almeriense y por la resplandeciente luz que tenemos en nuestra provincia, el equipo de rodaje se trasladó hasta el Parque Natural Cabo de Gata – Níjar para rodar otra de las trepidantes escenas de esta entrega.

Una playa de cine

Una de las playas más famosas del Parque Natural (con permiso de Genoveses) es la Playa de Mónsul que ha sido escenario natural en multitud de películas y anuncios comerciales. Esta playa debe su singularidad a las formaciones de lava erosionada que la rodean, a la belleza de su arena fina y a su agua cristalina.

En ella, los protagonistas son perseguidos por un avión nazi después de un aterrizaje forzoso. La espectacular escena tiene lugar en la Playa de Mónsul, una de las más populares de del levante almeriense, en concreto de San José y que se ha seguido utilizando para múltiples trabajos audivisuales a posterior. Además de disfrutar de espectaculares panorámicas de esta playa, la película muestra algunas de las especies que habitan en el Parque a través de una curiosa escena; el padre de Indiana Jones (Sean Connery), con la ayuda de un paraguas, logra hacer volar un grupo de gaviotas para que posteriormente hagan perder visibilidad al aviador nazi estrellándose en las rocas de la playa.

Para tranquilidad de los miles de turistas que nos visitan cada año, las rocas y el paisaje siguen intactos años después y pueden ser visitados y lo más importante, disfrutados, en cualquier momento del año gracias al envidiable clima que tenemos en Almería aunque en esta época del año, cobra un evidente protagonismo.

Y es que en ninguna otra parte del Parque Natural queda mejor reflejado el origen volcánico del mismo, las rocas que rodean la playa de Mónsul son enormes lenguas de lava que llegaron hasta el mar y que el agua y el viento han ido erosionando para formar esta playa y tallar este diamante del mar Mediterráneo. En el centro de la playa nos encontramos una enorme roca que la caprichosa naturaleza ha dejado en medio de la arena, esta sirve de refugio para los bañistas que en los días más calurosos se cobijan bajo su sombra aunque sin duda, se ha convertido en todo un símbolo de esta playa almeriense que ha logrado, gracias a la industria cinematográfica, traspasar fronteras y ser conocida en los cinco continentes.

Más localizaciones por descubrir

Cuando desembarco en nuestra provincia el rodaje de esta mítica secuela de Indiana Jones, no se detuvo sólo en estos dos enclaves, fue poco a poco ampliando los escenarios en los que iría sucediéndose la trama.

Junto al lado más aventurero, aparecen en la película escenas que  representaban los alrededores de la ciudad pérdida de Alejandreta (ubicada en la actual Turquía) y que fueron rodadas en nuestra provincia como el claustro de la Escuela de Bellas Artes, la Alcazaba y la calle Almanzor de la capital. Completan las localizaciones que aparecen en la película el entorno de Las Salinillas (Gádor, Gérgal, Rioja y Tabernas), las Minas de Rodalquilar, los Baños de Alfaro (también en Rioja), las Ramblas de Otero y el Búho en Tabernas, Sierra Cabrera y la Rambla Viciana que se extiende por los términos municipales de Gádor, Rioja y Tabernas.

Merece la pena de ver nuevo la película (o aprovechar las reposiciones veraniegas) y comprobar los múltiples rincones de Almería que han dejado su huella latente en una de las películas más importante de la industria cinematográfica a nivel mundial y que ha logrado acercar nuestra provincia a miles de espectadores del mundo entero a través de la pequeña pantalla.

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.