GUÍA DE SENDEROS

 

 

Almería es una tierra rica y variada en senderos. Su red de rutas oficialmente homologadas por la Federación Andaluza de Montañismo se convierte en uno más de los numerosos encantos con los que cuenta la provincia para sus visitantes. El trabajo de las instituciones ha permitido que prácticamente todos los rincones de gran belleza almerienses tengan muy próximo un camino que permite a los que la recorren no sólo practicar esta actividad en auge en todo el mundo (en Europa hay alrededor de 5.000.000 de federados), sino disfrutar también de los atractivos del entorno.

Las rutas recorren, por igual, los parajes costeros y los de interior. De este modo, un aficionado a la modalidad puede optar por caminar por el sendero que llega hasta San Juan de los Terreros, recorriendo así parte del perfil costero del Levante, o el que se desplaza por el Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar, en la misma comarca. También puede elegir el que bordea las playas de Almerimar, en el Poniente.

Para las localidades del interior de la provincia, el senderismo supone una gran oportunidad de difundir sus valores, sus encantos, y promocionar el turismo. Almería cuenta con una amplia red de caminos que circulan por los términos municipales de la zona interior, que atraviesan zonas de gran belleza, resaltando la riqueza paisajística de la provincia, que permite al visitante pasar, en un pequeño trayecto, de la playa o el desierto de Tabernas al paraje gélido invernal de Sierra Nevada, al que se llega recorriendo varias interesantes rutas, que pasan a través de una rica vegetación, con un tupido bosque. El Parque Natural de Sierra María y Los Vélez también puede recorrerse a través de un integrante de la red de senderos de la provincia, así como la Alpujarra.

La red permite recorrer prácticamente toda la provincia y contemplar los principales características, como la fauna y la flora típicas y los aspectos históricos y culturales, como los que ornamentan el sendero de Los Molinos, en el Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar, en Huebro, y los de Abla, en el interior. También el Castillo de Vélez Blanco, otro de los integrantes históricos de la provincia, está ubicado junto al paso de un tramo de un sendero, en su parte señalizada en la provincia, el GR-143.  

La red de senderos se ha convertido, por tanto, en uno de los grandes difusores de los valores de la provincia, ya que su atractivo permite a los aficionados a la modalidad conocer todos sus atractivos a través de su recorrido. 

Sendero por la Alpujarra, Sendero entre almendros, Rutas por el poniente, Itinerarios entre pitas, Rutas a la orilla del mar