Cabo de Gata Nijar

Arrecife de las Sirenas

Las referencias más antiguas que se encuentran de los Campos de Níjar, se refieren, en su gran mayoría a los nacimientos de agua en la Comarca. Los primeros pobladores de Níjar se asentaron en Barranquete, a finales de la época del Neolítico, formando parte de la Cultura del Argar.

Con la llegada de los romanos, se trazaron las primeras vías y la factoría de salazones de Torre García. Por su parte, la cultura musulmana desarrollo los sistemas de regadíos, norias y aljibes, creando a su alrededor los núcleos poblacionales de Inox, Huebro y Nijar.

La actividad minera también escribió un capítulo importante en la Comarca gracias a la explotación de los alumbres del siglo XVI y la de oro a finales del XIX y principio del XX.

Una forma de vida que ha perdurado en el tiempo y a la que en los últimos  años se han unido las nuevas tecnologías aplicadas al regadío extensivo y al cultivo bajo plástico.

Sin duda, la Comarca de Níjar cuenta con una variedad muy extensa de atractivos, debido a su situación geográfica y por agrupar a veinticinco núcleos poblaciones que dan riqueza a los recursos naturales y turísticos de la zona.

Entre ellos destacan con un peso específico propio, el Parque Natural Cabo de Gata – Níjar, uno de los espacios protegidos con una franja costera de singular belleza y riqueza ecológica del Mediterráneo occidental y primer Parque Natural Marítimo – Terrestre de Andalucía.

Precisamente por sus características, el Parque Natural nutre de una flora y de una fauna particular a este entorno y es escala obligada entre las aves migratorias que cruzan entre Europa y África.

Un abanico de atractivos históricos, paisajísticos, naturales y culturales que han dotado de la Comarca de Níjar de una singularidad especial, apta para ser disfrutada en cualquier época del año.

Huebro

Bautizado como Huebro en la época de Al-Ándalus, este municipio puede tratarse de los primeros asentamientos de la Comarca de Níjar. Huebro ha vivido durante siglos de una agricultura de regadío tradicional, como herencia de las tradiciones y costumbres que el pueblo musulmán trajo a la Comarca.

De sus montañas rocosas mana un nacimiento de agua que se recoge en la Balsa de la Zanja, canalizada con un sistema de acequias que encauza dichas aguas hacia la huerta y el lavadero árabe, discurriendo por su valle a través de la Ribera de Los Molinos.

El municipio de Huebro ofrece a sus visitantes diferentes atractivos que van desde la visita a la Iglesia y a su castillo, pasando por sus 25 molinos hidráulicos y por su espectacular naturaleza.

Cabo de Gata

Las Salinas de Cabo de Gata constituyen uno de los ecosistemas más relevantes de Andalucía. Los estanques que se distribuyen por esta zona, están invadidos por un denso matorral de vegetación que sobrevive bien en ambientes salinos.

Su situación geográfica es un punto estratégico de escala obligatoria en la ruta África-Europa de migraciones, y además es básica para la hibernación de muchas aves. La mayor variedad de especies se concentran durante el verano, pero cualquier estación resulta apropiada para observar avocetas, cigüeñuelas, garzas, gaviotas, patos y, sobre todo el flamenco rosado.

Precisamente su consolidación como zona de paso de aves, ha convertido a la zona de Las Salinas en un observatorio ideal para su contemplación.

Esta franja costera está especialmente protegida al tratarse de la ‘Reserva integral de Las Salinas de Cabo de Gata’.

Al Mirador del arrecife de las Sirenas y al Faro se llega tras pasar San Miguel de Cabo de Gata y La Fabriquilla, pequeños pueblos de pescadores de la zona.

El faro fue construido en 1860 y sus destellos nocturnos superan los 200 km. Junto al faro se encuentra el mirador de las Sirenas, que ofrece un paisaje único junto al mar cristalino, verde escarlata, azul cobalto, ocre y plata.

Las formas escarpadas de las rocas del arrecife y su singular color oscuro nos recuerdan el origen volcánico de estas tierras. En realidad, estamos ante un conjunto de chimeneas volcánicas que en la antigüedad estuvieron pobladas de focas monje. Nos adentramos en el tramo más virgen, salvaje y espectacular de cuantos componen el Parque Natural Cabo de Gata-Níjar y que pueblan decenas de calas y espacios naturales de espectacular belleza.

San José, Los escullos y La Isleta del Moro

El pueblo de San José está situado a pie de playa y rodeado por montañas de origen volcánico. Genoveses y Mónsul son las dos playas vírgenes más emblemáticas del Parque Natural Cabo de Gata-Níjar y que se localizan en este municipio. La bahía de San José de fina arena dorada cuenta con una gran afluencia turística y una amplia variedad de servicios que le proporcionan la distinción de Q de Calidad y Bandera Azul. Además posee un punto de atraque donde cientos de barcos de recreo hacen su parada en San José para disfrutar los encantos, actividades y oferta de ocio que tiene esta población.

Sus calas y playas se pueden visitar mientras se da un agradable paseo. Pero si lo que deseas es no salir de este núcleo, puedes disfrutar de su paseo marítimo, su puerto deportivo y el edificio del actual cuartel de La guardia civil, en su origen Castillo de San José, del s. XVIII, que dio nombre al pueblo.

Al Mirador de Josefina Huertas, podemos llegar dando un paseo por las callejuelas y terminar nuestro recorrido visitando el molino del Campillo de los Genoveses, del s. XIX, el Cortijo El Romeral, así como las extensiones de pitas y chumberas, muestran la forma de vida y costumbres de otro tiempo.

En una de las entradas o salidas al Parque Natural, La Boca de los Frailes y El Pozo de los Frailes, antiguas cortijadas hoy pedanías, encontramos construcciones aún vivas, como aljibes, pozos y la conocida noria de sangre, un artefacto construido como sistema de regadío. El agua propiciada por la noria permite la existencia de un lavadero comunal, lugar que ha servido durante muchos años, de punto de encuentro entre sus vecinos y los visitantes que venían a este punto de la Comarca atraídos por su belleza paisajística.

Viniendo desde el cruce de El Pozo de los Frailes hacia Los Escullos, y al otro lado de la carretera inmerso en la montaña, divisamos las casitas que conforman la pintoresca aldea de Las Presillas Bajas. Desde aquí se inicia un precioso sendero, que nos conduce a Majada Redonda, un antiguo volcán, y también se divisa, de manera privilegiada, las poblaciones que a continuación detallamos.

La pequeña población costera de Los Escullos se caracteriza por sus magníficas playas, calas y blancos acantilados.

Pero no sólo de playas puede presumir esta zona, en la Comarca se alzan algunos de los vestigios patrimoniales más impresionantes del litoral el Castillo o Batería de San Felipe y el pueblecito pesquero de La Isleta del Moro.

Este precioso oasis de palmeras, eucaliptos, chumberas y blancas casas nos hará viajar a un mundo de tradiciones, donde sus  viejas barcas de pesca, su modesto embarcadero ó el lavadero público evocan historias de tiempos pasados. El Mirador de La Isleta es un punto importante de observación de esta parte del Parque Natural ya que nos permite ver desde un lugar privilegiado Los Escullos y los dos domos volcánicos de los Frailes.

Por último cabe destacar el Mirador de la Amatista, punto más alto de la subida que lleva de La Isleta a Rodalquilar y parada obligada si queremos contemplar la franja litoral de esta zona.

Rodalquilar, Las Negras y Aguamarga

Dentro del Parque Natural, se encuentra Rodalquilar, antiguo pueblo de tradición minera, situado en la llanura central del interior de una gran Caldera

Volcánica, originada por el hundimiento del techo de una cámara magmática. Este Valle cerrado por los montes y lomas mineras, culmina su inusual belleza abriéndose al mar por la rambla de El Playazo.

Rodalquilar constituye un museo en sí mismo. En su parte baja podemos ver las ruinas de las antiguas viviendas mineras, así como los restos de las instalaciones de las explotaciones mineras.

Este lugar vivió la fiebre del oro a partir de la década de 1880 hasta que las minas se cerraron definitivamente en 1966. El fantasmal aspecto que dejó el abandono de sus instalaciones, supone hoy en día uno de sus mejores atractivos.

Frente a la Iglesia, el Jardín Botánico “El Albardinal”, muestra una representación de las principales formaciones vegetales de la Provincia de Almería, siendo uno de sus principales objetivos la conservación de la flora amenazada y endémica.

La Casa de los Volcanes, Centro Geoturístico, se encuentra en la antigua Casa de Fundición de la Mina, y enseña de una forma didáctica el Patrimonio Geológico del Cabo de Gata, así como el de Andalucía.

Previamente a la fiebre del oro se vivió la fiebre del alumbre durante todo el siglo XVI, construyéndose la primitiva población de Rodalquilar en el camino de El Playazo, y una fortaleza para la defensa de sus intereses, conocida como Torre de los Alumbres o Torre Fuerte, el edificio militar defensivo más antiguo que se conserva en este litoral.

La Batería de Rodalquilar, también conocida como Castillo de Santiago y de San Ramón, que se alza a la izquierda de esta playa, fue construida durante el

reinado de Carlos III en sustitución de la Torre de Los Alumbres, para vigilar el litoral comprendido entre Cerrico Romero, en el Playazo y la Cala de San Pedro, en Las Negras.

Rodeando a toda esta zona, se localizan playas y calas que combinan arena gruesa, oscura y piedra con bolos redondeados y pulidos por el mar que dan un aspecto natural y salvaje a la costa de Rodalquilar.

Pueblos de película: de Las negras a Los Albaricoques

Cuenta la leyenda que el pueblo de ‘Las Negras’ se fundó tras una tragedia: los hombres de la población de San Pedro se hicieron una mala noche a la mar y nunca más volvieron. Las mujeres viudas, se vieron obligadas a desplazarse a esta población para subsistir. El nombre del nuevo asentamiento quedó condicionado por lo particular de sus fundadoras, vestidas de negro por el luto.

Otro posible origen del nombre de esta población, menos romántico pero con una base científica, se encuentra en el montículo de origen volcánico situado a su izquierda que debido a su color recibe el nombre de Cerro Negro.

A pesar del crecimiento urbanístico, Las Negras continúa siendo el que fue, un pueblo orientado al mar y que hoy es elegido como destino por muchos amantes del Parque Natural, siendo un estupendo punto de partida para senderistas y enamorados del mar.

Dentro de ‘Las Negras’ se encuentras algunas de las playas y calas más espectaculares de la Comarca como la Cala del Cuervo y la Cala San Pedro, último reducto hippie del continente.

En el límite del Parque Natural, a unos 6 km. De Campohermoso, nos encontramos con el pueblo de Fernán Pérez, pequeño núcleo de población con mucho encanto. Es un enclave perfecto para observar tanto la arquitectura tradicional como el paisaje de la zona.

Atravesando una llanura de gran belleza como es el Campillo de Doña Francisca llegaremos a Los Albaricoques, un pueblo de cine que desde su misma entrada anuncia a los visitantes su llegada, una  gran silueta de chapa

Del mismísimo Clint Eastwood.

En Fernán Pérez podemos observar su arquitectura tradicional plasmada en las pequeñas casas blancas, iglesia y colegio. Encima de la colina se encuentra el molino de viento, recientemente restaurado. Desde este punto es posible ver el acueducto en todo su esplendor, que aunque de apariencia romana, fue construido en el s. XIX para facilitar el transporte de agua y riego a ambos lados de la rambla.

Desde los Albaricoques tomaremos el camino que nos llevará al Cortijo del Fraile, que construido en el s. XVIII y perteneciente a los frailes dominicos, fue escenario de los hechos que inspiraron a Carmen de Burgos y Federico García Lorca para escribir Puñal de Claveles y Bodas de Sangre, respectivamente.

En el límite de nuestra comarca y dentro del Parque Natural, nos encontramos con Aguamarga, una población jalonada por bonitas casas blancas, y otras construcciones características del Campo de Níjar, tales como aljibes y viejos cortijos restaurados.

Un pueblo esencialmente turístico, que guarda su tradición pesquera, en el que se puede disfrutar de sus restaurantes a pie de playa y de los maravillosos amaneceres y atardeceres sobre el mar.

Su preciosa playa de fina arena blanca clasificada con la Q de Calidad y Bandera Azul, acoge verano tras verano a un considerable número de visitantes repetidores, enamorados de este destino, ideal para admirar esta Reserva de la Biosfera.

Para tener una visión completa de Aguamarga tenemos que visitar su antiguo cargadero de mineral de hierro procedente de las minas de Lucainena de las Torres, el peculiar olivo milenario, las cuevas excavadas en la roca por los piratas berberiscos, así como su paisaje y acantilados salpicados de calas y playas vírgenes.

El cargadero de mineral era el punto final de la línea férrea de Lucainena de las Torres a Aguamarga. Su actividad se inició a finales del siglo XIX y tras una historia llena de frenética actividad, tuvo su punto final en 1942 cuando zarpa el último buque llamado Bartolo. Con posterioridad, las locomotoras, los trenes y los puentes fueron desmantelados y con ello se dio prácticamente por terminada la fiebre minera.

Entre las playas y calas más famosas de Aguamarga destacan la Cala de En medio y la Cala del plomo, un paraíso natural a pie de playa que no hay que perderse.

San Isidro y Campohermoso

Para terminar nuestra recorrido por la Comarca de Níjar, les invitamos a visitar Campohermoso, San Isidro, Atochares y Pueblo Blanco. Unas sencillas poblaciones que poseen características arquitectónicas comunes entre las que se pueden destacar sus edificios públicos, como iglesias, centro social, administración, instalaciones deportivas, vivienda del médico, escuelas y viviendas de patrimonio familiar y viviendas de parcela complementaria las cuales fueron construidas siguiendo un mismo patrón: techos rectos, poca altura y el color blanco de sus fachadas.

Como elemento a destacar cabe mencionar la iglesia de Atochares, que es la mejor conservada de los pueblos de colonización de la provincia de Almería.

El Aljibe Bermejo, declarado Bien de Interés Cultural con la categoría de monumento, está localizado entre las barriadas de Campohermoso y la cortijada de Saladar y Leche. 

 

Ver "Cabo de Gata-Nijar y sus pueblos"

Paisaje de pitas, Molinos de agua de la zona de Nijar, Pueblos de la comarca de Nijar, Paisajes que entremezclan iglesias y oasis de palmeras, Molinos de viento, Detalle municipio de Nijar, Las pitas protagonizan la silueta del Parque Natural, Acueducto de Fernán Pérez, Aljibe Bermejo, Isleta del Moro, Antigua Mina de Rodalquilar, Panorámica de la antigua Mina de Rodalquilar, CAE, Dragoncillo del Cabo de Gata, Los Escullos