Ábrete al interior

Detalle floral

Almería presenta un gran oferta turística de interior que basa su riqueza en la heterogeneidad de sus pueblos y comarcas. Cada uno de los pueblos que han forjado sus tradiciones y cultura, en pleno contacto con la naturaleza son ahora uno de los mayores atractivos con los que cuenta la provincia para poner en valor sus encantos.

Entre los pueblos de la Comarca del Almanzora, destacan entre sus mayores atractivos el entorno natural de la Sierra de los Filabres. En el además, se pueden practicar un sinfín de actividades deportivas vinculadas al deporte, como el senderismo, la pesca o la espeleología. La comarca ha desarrollado con el paso de los años una floreciente industria del mármol, cuyos materiales han formado parte de la Alhambra de Granada, la Mezquita de Córdoba o el Monasterio del Escorial y una industria con un gran potencial, como es la cárnica, que ha hecho que pequeños pueblos como Serón, lleven sus embutidos y jamones por todo el mundo.

Alpujarra

Los pueblos de las Alpujarras almerienses se extiende al amparo de Sierra Nevada y bañada por el río Andarax. Un lugar donde sus pueblos se encuentran repartidos en un hermoso y fértil valle. En sus tierras, formando bancales y regadas mediante el sistema de acequias de tiempos de los árabes, se cultivan diferentes árboles frutales, así como vides y olivos. La mayoría de estos municipios tienen su origen en la época de la dominación musulmana, aunque también en algunos se han encontrado vestigios de la civilización romana, además de restos pertenecientes a la prehistoria. En su conjunto, constituye un destino ideal para los aficionados al turismo rural. Además de enclaves naturales de gran belleza como el Desfiladero del río Nacimiento, el viajero disfrutará de la arquitectura popular y típica de la Alpujarra y de edificios cargados de historia como el palacio de Fuente Victoria, pedanía del municipio de Fondón, donde el último rey de Al-andalus, Boabdil, se refugió cuando perdió su reino antes los cristianos.

Los Vélez

En la zona norte de la provincia se extiende la Comarca de los Vélez, una propuesta atractiva para el visitante por sus numerosos atractivos tanto de carácter natural como histórico. Parte de sus tierras pertenecen al espacio protegido del Parque Natural Sierra María – Los Vélez, un paraje de gran valor ambiental que hará a sus visitantes disfrutar de la naturaleza en estado puro. En cuanto a su patrimonio histórico, Los Vélez tienen repartido en su municipio 25 de los 79 los yacimientos de pinturas rupestres que existen en Andalucía. Entre estas importantes pinturas rupestres está el Indalo, símbolo de la provincia de Almería y monumentos de valor incalculable como el Castillo-Palacio que corona el casco urbano del municipio de Vélez Blanco y la Iglesia de la Encarnación, en Vélez Rubio.

Nacimiento

Pero si estás enamorado de la naturaleza y de los pueblos blancos, Almería tiene muchas más propuestas para ti. La Comarca de Nacimiento es por su ubicación, una opción excepcional para los amantes de la naturaleza y del entorno rural.  Además de sus bellos paisajes, el visitante se sorprenderá con las joyas del patrimonio histórico andaluz como es la mezquita del siglo XIII en el municipio de Fiñana. Declarado Monumento Histórico-Artístico, hoy es templo cristiano dedicado a Nuestro Padre Jesús.

De poniente a levante

Hay mucho por descubrir en la provincia, pueblos encalados en la montaña que han dado un toque diferente a comarcas bañadas por la costa. Te recomendamos que no te vayas de Almería sin visitar los pueblos del interior de la Comarca de Níjar y del Poniente. Una variedad que multiplica el potencial que la provincia tiene como destino para el turismo rural y de interior.

Empresas Asociadas de Oferta Complementaria

Paisajes del interior, Panorámica de Bacares, Fuentes y caños típicos, Paisajes del desierto, Calar Alto, Castillo de Los Vélez, Rio Bacares, Fiñana, Bacares, Panorámica pueblos de interior, Felix, Bacares, Barrancón de Filabres, Calar Alto, Fondón, Lucainena de las Torres, Las Menas en Serón, Padules, Laujar, Terque